Hipertonía de suelo pélvico


Cuando se habla de disfunciones en el suelo pélvico todos pensamos en la hipotonía o músculos débiles. La hipertonía del suelo pélvico es lo contrario, los músculos pélvicos tienen un exceso de tono. ¿Quiéres saber qué es, cuáles son sus síntomas y qué ejercicios son los mejores para solucionarlo? Sigue leyendo…

Hipertonía

Hipertonía del suelo pélvico

Los problemas y disfunciones del suelo pélvico no solo se deben a musculatura debilitada o hipotonía (falta de tono) y su consecuente incontinencia urinaria. La hipertonía del suelo pelvico es lo contrario, es un exceso de tensión en la musculatura del periné. Este exceso de tono puede causar problemas como la incontinencia urinaria o dolor. Estos solo son algunos de los síntomas que frecuentemente se confunden con la hipotonía del suelo pélvico, pero que corresponden al exceso de tono muscular en la zona.



No debe confundirse el concepto de que un músculo está mejor cuanta más tensión presente. Un músculo hipertónico que no es capaz de relajarse, y no es un músculo sano en ningún caso.

Una musculatura excesivamente tensa no es una musculatura sana.

Un músculo sano debe ser capaz de contraerse y relajarse. Y por eso el exceso de tono en el periné es una disfunción.



El periné o suelo pélvico es la musculatura que se encuentra en el fondo de la pelvis. Este conjunto de músculos presenta una forma romboidea, y se forma entre las ramas isquiopubianas, los isquiones y el coxis. En casos de hipertonía, esta musculatura no es capaz de relajarse, y siempre tiene una tensión excesiva. Las personas que presentan esta disfunción, notan puntos dolorosos durante la valoración.

Síntomas

Los principales síntomas de la hipertonía del suelo pélvico son aquellos relacionados con la micción como frecuencia o urgencia, deseo súbito de ir a orinar, y los de tipo sexual, como el dolor durante las relaciones sexuales o la imposibilidad de penetración.


Síntomas: frecuencia y urgencia urinaria, micción entrecortada, estreñimiento, dolor durante el sexo…

¿Cómo puedo saber si tengo hipertonía? Estos son los síntomas de alarma:

  • Frecuencia urinaria.
  • Urgencia urinaria o deseo súbito de orinar.
  • Incontinencia urinaria por urgencia
  • Micción entrecortada, debido a que los músculos del suelo pélvico no pueden relajarse para orinar.
  • Sensación de vaciado incompleto de vejiga.
  • Incontinencia anal
  • Dolor durante o después de la defecación.
  • Estreñimiento.
  • Dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia).
  • Imposibilidad de llevar a cabo la penetración durante las relaciones sexuales.
  • Dolores lumbares
  • Imposibilidad o dolor durante la inserción de un tampón.
  • Dolor en las caderas

Aunque estos son los síntomas que corresponden a la hipertonía, también pueden darse por otras causas, por ello siempre es recomendado consultar a un especialita. Un fisioterapauta especializado en suelo pélvico, una matrona, o un ginecólogo deben ser consultados, ya que dichos síntomas pueden no estar relacionados con la hipertonía.

Complicaciones

La hipertonía de los músculos del suelo pélvico de la mujer pueden conllevar algunas complicaciones. Entre las posibles complicaciones asociadas a esta hipertonía encontramos las siguientes: vejiga hiperactica, vaginismo, neuralgia pudendo, cistitis o prostatitis. Además de las anteriores, el exceso de tono en el periné puede ocasionar problemas lumbares, dolores, y problemas en las caderas.

Causas

Las causas por las que se puede padecer esta disfunción del periné son variadas. Las más comunes en mujeres son las relacionadas con un parto traumático y aquellas relacionadas con causas psicológicas como el estrés o la ansiedad. Estas son las causas de la hipertonía:

  • Partos traumáticos en los que se ha usado instrumental
  • Episiotomía en el parto
  • Desgarro durante el parto
  • Descompensaciones en la cadera
  • Patologías lumbares
  • Lesiones en la zona pélvica
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Traumas

En algunos de estos casos se produce una lesión que poco a poco se va a incrementar. Cuanto más tiempo pasa y se reanudan las actividades normales y las relaciones sexuales, la musculatura tratará de «protegerse» tensándose cada vez más. De esta forma se produce un círculo vicioso o bucle del que es necesario sarlir.

Llegado a este punto, los ejercicios kegel inversos o la relajación del suelo pélvico no son suficientes. En estos casos es necesaria la terapia manual llevada a cabo por fisioterapéutas especialistas en suelo pélvico.

Tratamiento para mejorar la hipertonía

El tratamiento para esta disfunción es relajar la musculatura perineal. Existe una serie de prácticas a llevar a cabo para mejorar la hipertonía del suelo pélvico, para evitar que no vaya a más.

  • Fisioterapia manual en los puntos doloroso.
  • Técnicas de liberación miofascial en esa zona
  • Osteopatía
  • Técnicas de relajación

La persona con el suelo pélvico hipertónico debe evitar quellas prácticas que puedan aumentar la tensión, como los famosos ejercicios de Kegel, que en este caso están contraindicados (a no ser que se trate de Kegel inversos, que hablaremos de ello más adelante). También aquellos ejercicios de abdominales que aumenten la presión intraabdominal, como el crunch abdominal.

Por tanto, la solución pasa por evitar que aumente la tensión en el suelo pélvico que es hipertónico pasa por relajar dicha musculatura. Para ello, se pueden llevar a cabo los siguientes consejos:

  1. Ejercicios de Kegel. Hay que evitar las prácticas que pueden aumentar mas la tension como los ejercicios de kegel. En este caso están contraindicados, el objetivo es relajar los músculos.
  2. Evitar los ejercicios con bolas chinas.
  3. NO se deben hacer hacer ejercicios de contracción y relajación de la musculatura pélvica. La hipertonía empeora con los ejercicios de contracción y relajación. Antes de hacer este tipo de ejercicios, debe consultar a un fisio, médico, ginecólogo o matrona.
  4. Se deben evitar los ejercicios de abdominales (que aumentan la presión intraabdominal) clásicos como el crunch abdominal.
  5. Hay que evitar las apneas por esfuerzo. Es decir, evitar contener la respiración y empujar, como por ejemplo cuando vamos al servicio. La musculatura debe estar relajada. No contener la respiración durante el esfuerzo.
  6. Evitar la ropa demasiado ajustada, ya que favorece el exceso de tensión en la zona pélvica.
  7. Se deben evitar también las malas posturas prolongadas durante tiempo.

Ejercicios para un suelo pélvico hipertónico

Siempre deben realizarse ejercicios que ayuden a relajar.

Respiración diafragmática. La respiración diafragmática es la que se utiliza para reducir la tensión en los músculos abdominales, diafragma y periné. Esta respiración, además, sirve para reducir la tensión arterial, estrés y ansiedad. Puedes practicar la respiración diafragmática en casa, pero también debes saber que es la respiración que se utiliza para realizar los ejercicios hipopresivos, que también son muy eficaces en este caso y hablaremos de ellos a continuación.

Algunas clases pueden ayudarte a relajar la musculatura pélvica:

  • Abdominales hipopresivos
  • Yoga para relajar el suelo pélvico
  • Pilates (si el origen de la hipertonía es un problema postural)

Como relajar el suelo pélvico

En el siguiente vídeo podrás aprender con todo detalle como relajar la musculatura del periné:

Ejercicios de Kegel inversos

El principal objetivo de los ejercicios de Kegel es el de fortalecer los músculos del suelo pélvico. En el caso de los Kegel inversos, el objetivo es la relajación para compensar el exceso producido por la hipertonía. La mejor forma de aprender estos ejercicios es con la ayuda de un fisio especializado en suelo pélvico. Estos ejercicios Kegel inversos consisten en desarrollar la habilidad consciente para relajar los músculos pélvicos.

Los ejercicios de Kegel inversos van a contribuir de forma activa a relajar progresivamente esta musculatura y recuperar aquella hipertónica. De esta forma, se va eliminando la tensión y el dolor producidos por esta disfunción del periné.



Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies