El tabaco, enemigo número uno del deportista

Tabaco y deporte pueden ser dos palabras que no vemos juntas habitualmente, y que si las vemos, no nos suelen encajar. Generalmente las personas que hacen deporte no fuman, pero también existe un pequeño porcentaje de deportistas fumadores.

Romper con el hábito de fumar

tabaco enemigo del deportista

Es conveniente que el deportista fumador se realice una prueba de esfuerzo y revisiones a nivel cardiorespiratorio. Y lo que es todavía mejor: romper con el hábito de fumar.

El cigarrillo electrónico, y como nos puede ayudar a dejar de fumar

vapeo alternativa a dejar de fumarUna solución intermedia que muchas personas consideran, es la de pasarse al cigarrillo electrónico. Según ivapeo, un 66% de los usuarios que se han pasado al cigarrillo electrónico han conseguido dejar de fumar, y el 33% restante asegura haber reducido el consumo.

Pasarse al vapeo puede ser una gran opción a tener en cuenta si se quiere dejar para siempre el tabaco.

Consejos para dejar de fumar

Aquí tienes una pequeña lista con consejos generales para dejar de fumar. Seas deportista o no, deberías considerar abandonar este hábito tan perjudicial.

  1. Pon una fecha. Fijar una fecha aumenta las posibilidades de éxito.
  2. Díselo a tu familia y amigos, el apoyo es importante.
  3. Dejarlo juntos. Busca un amigo, familiar o tu pareja, que lo deje contigo. Juntos somos más fuertes, nos motivamos, y nos ayudamos en momentos de debilidad.
  4. Retira de tu vista todo lo que te recuerde fumar (mecheros, ceniceros..).
  5. Si has fallado antes, analiza qué fué lo que ocurrió y aprende de los errores para que no se repitan en este nuevo intento.
  6. Mantente activo y ocupado. Busca nuevas aficiones (que sean saludables) que te ayuden a no pensar en fumar.
  7. Puedes probar algunos productos que hay en el mercado que ayudan a dejar de fumar.

La necesidad de dejar de fumar siendo deportista

Fumar siendo deportista es una contradicción en sí misma. El deporte mejora nuestra salud por un lado, mientras que el tabaco, por otra parte, es perjudicial.

¿Por qué es tan contradictorio?

No decimos que fumar sea bueno en el caso de no ser deportista. El tabaco es perjudicial para todos, pero especialmente en el caso de un deportista. Fumar supone una gran repercusión para la salud y para el deportista fumador.

¿Qué ocurre en el cuerpo del deportista fumador?

Cuando hablamos de los efectos adversos del tabaco siempre pensamos en los pulmones, pero no en el corazón. La nicotina presente en el tabaco produce alteraciones a nivel cardiovascular, que dan como resultado el aumento de la frecuencia cardiaca y la presión arterial. El corazón de una persona fumadora haciendo deporte soporta una gran carga de trabajo que no es en absoluto saludable.

El monóxido de carbono disminuye la capacidad de transportar oxígeno en nuestra sangre. El monóxido de carbono influye directamente en la cantidad de oxígeno que llega a nuestros músculos y tejidos. Un músculo en el cuerpo de un fumador estará menos oxigenado, y se fatiga antes, que un músculo correctamente oxigenado en el cuerpo de un deportista no fumador. El tiempo de recuperación de un fumador es mayor que el de un no fumador.

Fumar afecta muy negativamente en el rendimiento físico del deportista.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies