Por qué hay que eliminar la grasa de las dietas

Las grasas o lípidos son uno de los macronutrientes, junto con las proteínas y los hidratos de carbono. Estas constituyen una parte importante de la alimentación, pero generalmente consumimos una cantidad de grasas muy por encima del 30% aconsejado. Las recetas para bajar de peso evitan el consumo excesivo de grasa, logrando platos deliciosos cocinados sin grasa o con una pequeña cantidad de aceites saludables.

Los lípidos pueden tener un origen vegetal o animal, y ser de mejor o peor calidad. No todas son igualmente beneficiosas para nuestro organismo, de hecho, algunas son perjudiciales. Moderar el consumo de grasas y tomar grasas saludables (como la del aguacate) en la alimentación son una de las claves más importantes.

¿Para qué sirven las grasas?

No se pueden eliminar de la dieta, ya que las grasas o lípidos cumplen funciones importantes en el organismo. Entre las funciones de las grasas encontramos las siguientes:

  1. Son la principal fuente de energía del cuerpo
  2. Protegen a algunos órganos
  3. Es necesaria para sintetizar las vitaminas liposolubles (estas son A, D, E y K, que no se disuelven en agua).
  4. Forman parte de la estructura de las células
  5. Regula algunas funciones hormonales

Se debe mantener el consumo de grasas diario por debajo del 30% del total de alimentos ingeridos

¿Son necesarias las grasas en nuestra alimentación?

Se aconseja un consumo moderado de grasas en nuestra alimentación. Existen grasas «buenas» y grasas «malas». Para llevar una alimentación saludable es aconsejable el consumo de aquellas grasas «buenas». Entre este tipo de grasas se encuentran los ácidos grasos Omega-3 y Omega-6.

Algunas de las acciones que poemos realizar para comer sin grasa, son la de reemplazar la carne rebozada o frita por carne a la plancha (mediante el uso de una sartén o plancha antiadherente). Consumir regularmente alimentos como el salmón a la plancha o la sopa quema grasa. También podemos utilizar aceite de oliva virgen extra, en lugar de otras como el de girasol. Debemos evitar freir con abundante aceite y en su lugar saltear, asar o hacer a la plancha los alimentos.

Hay que priorizar el consumo de grasas insaturadas (como el Omega-3 y Omega-6)

Grasas y azúcares

Además de evitar cocinar y comer con grasa, para llevar una alimentación saludable es necesario eliminar los azúcares refinados de la dieta. Tanto si el objetivo es perder peso y adelgazar, además de eliminar la grasa de la dieta, debemos eliminar los azúcares. Esta acción marca una diferencia importante.

Entre los postres sin grasa (mantequillas) ni azúcares que podemos hacer, se encuentra el yogur natural con frutos secos molidos y semillas de chía (al que se puede añadir un poco de miel natural), una mousse de chocolate con leche de coco y cacao puro, o un granizado delicioso con trozos de piña congelados y zumo de limón, triturado con la batidora. Los azúcares de estos postres serían los naturalmente presentes en los alimentos.

Hay que tener en cuenta que hoy en día está de moda el tema de los «zero» azúcares, pero que en su lugar estos productos añaden edulcorantes químicos como los polialcoholes. Habría que valorar qué es peor y elegir lo «menos malo».

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies