¿Hacer abdominales es malo?

El crunch abdominal ha sido durante muchos años el más “típico” de los ejercicios para trabajar el abdomen. Cuando decimos “hacer abdominales”, automáticamente nos viene a la cabeza la imagen del crunch abdominal. Ahora sabemos que “hacer abdominales es malo“, o mejor dicho, hacer el CRUNCH ABDOMINAL no es bueno. ¿Por qué ahora los abdominales son malos? Te lo explicamos, continúa leyendo…

Hacer abdominales es malo

hacer abdominales es malo

Por que el crunch abdominal es malo

Veamos por que hacer abdominales es malo, el CRUNCH abdominal concretamente. Trabajar el abdomen es bueno, de hecho, trabajar el abdomen, y los ejercicios de abdominales son NECESARIOS, pero NO el crunch abdominal.

El crunch abdominal trae consigo una serie de errores comunes que nos pueden ocasionar, entre otras cosas, lesiones a nivel lumbar o cervical y problemas posturales a nivel dorsal (cifosis).

Si hacemos mal los abdominales (crunch), nos puede acarrear lesiones, dolores y problemas posturales, pero si lo hacemos bien, también. Queremos decir que el Crunch Abdominal bien hecho, tampoco es bueno, y deberías evitarlo.

Abdominales HIPER-presivos

Cuando decimos que hacer abdominales es malo, nos referimos a aquellos ejercicios que aumentan la presión. Estos ejercicios nos pueden ocasionar problemas serios, como la debilitación del suelo pélvico, aumento de la diástasis abdominal, problemas en la columna, o problemas a nivel postural.

mala postura abdominales

Problemas de suelo pélvico

El crunch abdominal sería lo contrario a los ejercicios HIPOPRESIVOS. Estos “abdominales de toda la vida”, el crunch, es un ejercicio que aumenta la presión, lo que puede ocasionar la debilitación del suelo pélvico, algo importante para todos, pero especialmente en mujeres. Este aumento de la presión también puede provocar prolapsos (caída de órganos), ya que la musculatura que debe contenerlos (el suelo pélvico), se encontraría debilitado.

Los problemas con el suelo pélvico y este tipo de abdominales se ven todavía más agravados si la persona que los practica es una mujer en periodo de postparto. (en postparto, lo mejor que se puede hacer es gimnasia hipopresiva).

Diástasis abdominal

diastasis abdominal¿Qué es la diástasis abdominal? La diástasis abdominal se produce cuando los rectos del abdomen se separan, es decir, la línea alba se abre (rectos separados). La diástasis abdominal es un problema frecuente derivado del embarazo. Esa separación de los rectos del abdomen puede cerrarse, aunque en otros casos son necesarios algunos ejercicios, como la gimnasia hipopresiva.

Pasarse con los ejercicios tradicionales de abdomen (CRUNCH! CRUNCH! CRUNCH!!!) puede producirnos una diástasis abdominal aunque no hayamos pasado por un embarazo. El recto del abdomen sale hacia fuera, en lugar de quedarse plano.

Problemas de espalda

Además, el aumento de presión puede provocarnos problemas lumbares. ¿Por qué? Durante la flexión que hacemos en el crunch abdominal, el músculo Psoas Iliáco trabaja tanto como el recto abdominal. Este músculo se inserta en las vértebras lumbares, por lo que ese aumento de presión durante ese ejercicio en concreto influye diréctamente en las vértebras de la zona lumbar. El exceso, y la práctica extrema pueden incluso desembocar en algún problema a nivel de los discos intervertebrales (hernia discal).

Problemas posturales

Además de lo que hemos dicho hasta ahora acerca de lo malos que son estos abdominales, su práctica repetida (y en algunos casos, excesiva), puede ocasionar problemas a nivel postural.

Algunos de los problemas que podemos encontrarnos si nos pasamos con este tipo de abdominales son el aumento de la cifosis (vamos, que te sale chepa), escápulas aladas, anteriorización de la cabeza (cabeza adelantada), rotación interna de los hombros, o retroversión de la pelvis.

Trabajar el abdomen de forma segura

Después de todo lo que te hemos contado, supongo que no te quedan muchas ganas de seguir haciendo el crunch abdominal, o al menos de abusar de este ejercicio. ¿Y ahora qué hagoooo!!? Bien, te proponemos ejercicios alternativos al crunch.

Alternativas al crunch abdominal

gimnasia hipopresivaLas mejores alternativas para trabajar el abdomen de forma segura y evitar todos esos problemas son: el trabajo isométrico (plancha abdominal) y la gimnasia abdominal hipopresiva.

  • Plancha abdominal
  • Hipopresivos

Para realizar cualquiera de estos ejercicios, lo más indicado es que acudas a un lugar donde un profesional cualificado pueda orientarte y enseñarte las técnicas. Para la plancha abdominal recurre a un gimnasio, donde un monitor o entrenador personal pueda aconsejarte y enseñarte a realizar la plancha correctamente. Para la gimnasia hipopresiva, puedes acudir a centros donde se imparten, como son clínicas de fisioterapia, clases de gimnasia orientada a postparto, centros de Pilates, o algunos gimnasios donde están empezando a impartir este tipo de clases.

Como solucionar problemas derivados de los abdominales

Ya lo he hecho… ¿Y ahora qué?

Si ya llevas mucho tiempo pasándote con los abdominales, con el crunch abdominal y ya tienes alguno de los problemas que hemos mencionado arriba, como diástasis o problemas posturales, lo mejor que puedes hacer es visitar un fisioterapéuta que te indique como solucionarlos. En caso de problemas posturales, la práctica de disciplinas como el método Pilates puede ayudarte a recuperar una buena higiene postural. En caso de diástasis abdominal, la práctica de hipopresivos te ayudará a cerrar el hueco entre los rectos del abdomen. En cualquier caso, visita a un profesional antes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies