Como evitar la irritación después de la depilación



Es fácil que se irrite la piel después de la depilación, sobre todo si tienes la piel sensible. Es frecuente la aparición de rojeces y granitos en la piel después de eliminar el vello. Para evitar esta molesta irritación, hoy hemos preparado algunos consejos para evitarlo. Sigue leyendo si quieres evitar la irritación tras depilarte.





¿Por qué aparece la irritación?

Es normal que después de la depilación aparezca la irritación, granitos, o rojeces en la zona que acaba de ser depilada. La cera o las depiladoras eléctricas son las que más irritan la piel. Después de probar diferentes formas de eliminar mi vello, he descubierto que estas depiladoras son las mejores para evitar la irritación y lucir una piel perfecta.





Muchas veces la irritación es inevitable, sobre todo si somos personas con pieles delicadas o sensibles. Hoy queremos contaros los mejores trucos y remedios para evitar las irritaciones y rojeces en las zonas depiladas y poder lucir una piel bonita y sin irritación este verano.

Trucos para evitar la irritación

Por suerte, tenemos a nuestra disposición esta serie de trucos y remedios que nos ayudan tanto a reducir y evitar la irritación como a aliviar la piel una vez se haya irritado. Sea cual sea la forma de depilarte, estos trucos te ayudarán a lucir perfecta este verano.





Preparar la piel para la depilación

Preparar la piel antes de la depilación es vital. Una piel limpia, seca y bien exfoliada tiene menos posibilidades de irritarse después de la depilación. Sobre todo la exfoliación, ya que si está bien exfoliada el vello saldrá mejor, y dolerá menos, ya que los poros se dilatan más. Además, si la piel está bien exfoliada, no habrá peligro de que algunos vellos se enquisten.

Mantener la piel hidratada

Además de la exfoliación, la hidratación sea seguramente uno de los trucos más efectivos para reducir el dolor a la hora de depilarse y la irritación de la piel despues. Un extra de hidratación los días anteriores a la depilación hará que duela menos. También, la hidratación de la piel después de depilarse ayudará a reducir la irritación.

Aplica calor para dilatar los poros

Dilatar los poros es el truco más sencillo para que duela menos y salga sin problema durante la depilación. Una opción es depilarse después de haberse dado una ducha caliente. Aplicar agua caliente o bolsas de calor son otras opciones para dilatar los poros y depilarse mejor. La apertura de poros reduce el riesgo de irritación  y la aparición de los molestos granitos rojos.

Aplica frío después de depilar

Aplicamos calor antes, y frío después. El hielo, las bolsas azules de frío, agua fría…. El frío ayuda a calmar la piel y a cerrar los poros. La irritación, la rojez y los granitos se alivian con la aplicación de frío en la zona recién depilada.

Si vas a poner hielo, asegúrate de no ponerlo directamente sobre la piel dañada para evitar las quemaduras por hielo.

Además del frío, una forma de calmar la piel enrojecida después de la depilación es con aloe vera. Si tienes una planta de aloe, mucho mejor que los geles industriales. Esta planta posee propiedades antiinflamatorias, calmantes y desinfectantes ayudarán a restaurar la piel después de ser depilada.

¿Cuáles son tus trucos para aliviar la piel? Esperamos tu comentario.

 

Categorías Belleza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies