Trabajar los abdominales con electroestimulación

Incluir el trabajo de la zona abdominal en nuestras rutinas de entrenamiento es de gran importancia. Más allá de la estética, tener una faja abdominal competente es la base para construir una buena salud física, así como para evitar lesiones y otras patologías como problemas lumbares, hernias, incluso disfunciones en el suelo pélvico.

Por razones de salud, hacer abdominales debería ser algo que esté presente en nuestros entrenos habitualmente. El entrenamiento EMS consiste en la emisión de impulsos eléctricos a los músculos. Existen muchas formas diferentes de entrenar el abdomen, pero no todas son igual de efectivas. Además, si no se conoce la técnica del ejercicio a realizar, algo tan sencillo como «ponerse a hacer abdominales» puede ser más lesivo de lo que muchos piensan.

Electroestimuladores para el abdomen

Los avances tecnológicos han puesto a nuestro alcance instrumentos como los aparatos de EMS (Electro Estimulación Muscular). Estos aparatos ya no son solo utilizados en los centros de entrenamiento, si no que podemos tenerlos en casa para trabajar nuestros abdominales. Conocer sus ventajas y aprender su funcionamiento, puede llevar a la comodidad de tu hogar una de las mejores formas de hacer abdominales. Para que puedas trabajar a tu ritmo, aquí puedes ver una selección de electroestimuladores abdominales buenos que puedes usar cómodamente desde casa, sin necesidad de ir a un centro deportivo.

Las sesiones de electroestimulacón EMS duran entre 20 y 25 minutos, y se recomiendan una o dos veces por semana. Los resultados de las sesiones de electroestimulación para el abdomen se pueden empezar a notar a partir de la tercera sesión.

Ventajas de utilizar un electroestimulador para hacer abdominales

Al contrario de lo que muchas personas piensan, las sesiones de electroestimulación requieren además realizar ejercicios. Los ejercicios se realizan durante la sesión, y pueden producir, al igual que los entrenamientos convencionales, la aparición de la fatiga física.

Las ondas eléctricas ayudan a trabajar y fortalecer la musculatura. Los programas de entrenamiento se pueden adaptar a diferentes objetivos, tales como adelgazar, eliminar la celulitis, elevar los glúteos, aumentar músculo o trabajar y tonificar el abdomen, entre muchos otros.

  • Refuerza la arquitectura muscular
  • Tonifica la musculatura
  • Reduce la grasa localizada

Los entrenamientos con EMS son una forma de mejorar la calidad de nuestras rutinas y de llevar nuestros entrenamientos al siguiente nivel.

Contraindicaciones

Al igual que otras técnicas, el EMS o electroestimulación tiene algunas contrandicaciones. En este caso, las personas embarazadas o en periodo de lactancia, así como personas con problemas cardiácos, marcapasos, diabéticos con bombas de insulina, personas con epilepsia, hernias, enfermedades óseas, lesiones fuertes, prótesis o cualquier tipo de enfermedad grave.

Como puedes ver, aunque es algo bastante seguro para personas sanas, no lo es para todos. Por tanto, lo mejor en cualquier caso (incluso estando sano), es consultar a un médico, y a un profesional de la electroestimulación antes de realizar ejercicios de electroestimulación por tu cuenta. Ellos te informarán de los riesgos y de si puedes o no realizar estos ejercicios.

¿EMS o TENS?

Aunque muchos aparatos de electroestimulación incluyen ambas funcionalidades, no debemos confundirlas. Un aparato EMS es un dispositivo de electroestimulación para entrenar, mientras que el TENS, es Estimulación Eléctrica Nerviosa Transcutánea, que se utiliza para otros fines, como la recuperación de lesiones.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies